La Guarida del Zorro Filoso: La Audioteca del Zorro Filoso (Fanatismo y Error - Rachmaninoff - Concierto para Piano No. 2)

El Zorro Filoso te Invita a:

Palabras y Temas Tratados

jueves, 15 de enero de 2009

La Audioteca del Zorro Filoso (Fanatismo y Error - Rachmaninoff - Concierto para Piano No. 2)

Enfoquemos nuestra plática de hoy acerca de la música que amablemente mi amiga Sirenna, del Foro de Paco Calderón (http://pacocalderon.net/modules/newbb/), me ha solicitado, el Concierto para Piano No. 2 en do menor, de Sergei Rachmaninoff.

Les decía yo que mi hermana estudió para Maestra Normalista en Mexicali, en la entonces distinguida Escuela Normal Urbana "Fronteriza" y que hoy se encuentra sometida a los mismos problemas del magisterio nacional: algunos de los alumnos son faltistas, irresponsables, poco escrupulosos en su comportamiento y en su aseo. Hay cada historia que me ha contado mi hermana, cuando recibe a los practicantes de la Normal, fumando ellos en los recesos frente a los alumnos, presentando sus reportes de prácticas sucios y pésimamente redactados, con faltas de ortografía y sintaxis, con copy & paste al por mayor.

Qué lástima que los nuevos maestros se estén formando en un ambiente tan poco exigente, donde una mayoría de alumnos solo quieren la plaza para ganar de por vida un escalafón y un retiro poco merecido. De antemano les explico que no aplica para todos, pero sí los malos ejemplos de alumnos abundan.

Pero dejemos mi rabieta magistral para otra ocasión más idónea. Ahora les platicarles la anécdota de cómo adquirí el disco que a Sirenna tanto agrada. La verdad es que todo partió de un fanatismo y de un error. Me explico.

Mencionaba que mi hermana estaba en el DF para estudiar una especialización en la Normal de Especialidades, ubicada al final de Polanco, muy cerca de la embajada de Cuba y del Conservatorio Nacional. Ahí mi hermana estudiaba con sus entrañables amigas, todas también maestras, que querían aprender cuestiones sobre terapia de audición y de lenguaje. Una admirable especialización, ni duda cabe.

Una mañana, un sábado temprano, mi hermana me preguntó que si cuál sería nuestro plan de fin de semana. Recién habíamos rentado el departamentito de la colonia Escandón, en la calle de Progreso #106, y todavía no estábamos bien instalados. Por cuestiones de la escuela de mi hermana, y de mi trabajo, no habíamos avanzado gran cosa. Pero igual, el sábado lucía formidable para planear algo de nuestro gusto.

Así que sin pensarlo dos veces le dije que si íbamos el cine y ella aceptó de inmediato. Nos arreglamos y salimos en mi flamante Caribe L. En el camino compramos el periódico y consultamos la cartelera. Por el rumbo estaban tres cines buenos: el Versalles, el Latino y el Diana.

Así que entramos primero al Versalles en la primera función, de ahí al Latino en la segunda, para finalmente ir al Diana en la tercera función. Por eso les decía que todo partió de un fanatismo. Nadie en su sano juicio podría ir tres veces al cine, el mismo día, en cines y películas diferentes. Pero igual, a lo mejor sí hay algún Forista que haya cometido tal disparate.

De las tres películas solo recuerdo vivamente la primera, en el Versalles, con el título en español de “Pide Al Tiempo Que Vuelva” (Somewhere In Time), con Jane Seymour (Dr. Quinn, Medicine Woman; Battlestar Galactica) y Christopher Reeve (Superman; Monsignor; Deathtrap; Rear Window). Las demás no las recuerdo, honestamente.

Recuerdo esta película por dos cosas: una, por la bellísima Jane Seymour, que bien haría regresar en el tiempo a cualquier mortal enamorado de ella, y dos: la música de Rachmaninoff. Y aquí entra la parte del error.

Y digo error y no confusión, porque mi hermana inopinadamente, a mitad de la película, me dice: “¿Qué música es esa?”, y yo, tratando de conservar el hilo de la película y sacando el dato de la manga, digo una verdad y una mentira: “Es Rachmaninoff, su Concierto para Piano”. Mi hermana calló, dando por cierta mi respuesta.

Teniendo aún la melodía de la película en mi mente, un fin de semana X, fuimos al eterno e histórico Sanborns de Los Azulejos, para comer y pasar el rato en su librería y discoteca. Me acordé de lo que había dicho a mi hermana y anduve “busque y busque” el LP de Rachmaninoff. Lo encontré en una grabación del sello LONDON y nos fuimos al departamentito a descansar.

Llegando abro el sobre, lo coloco en el modular estéreo y…

El error fue una lección para el sabihondo cachorro del Zorro Filoso, donde aprendió su primera lección, que no fue la última, de que más vale decir “no sé, después te lo digo” a decir un dato o información falsa.

Claro que la música que tararea Richard Collier (Reeve) es la Variación XVIII sobre un Tema de Paganini del mismo Rachmaninoff, haciendo que Elise McKenna (Seymour) descubra con el tiempo que su amado aún no nacía y que debía esperarlo en el tiempo para decirle “Come back to me!

Y así, debido a ese fanatismo cinéfilo y a ese error, fue como adquirí el bellísimo Concierto para Piano No. 2 en do menor de Rachmaninoff, del que opino es EL concierto para piano.




Primer Movimiento, Moderato:




Segundo Movimiento, Adagio sostenuto:




Tercer Movimiento, Allegro scherzando:

1 comentario:

marco dijo...

Hola, que interesante historia sobre como descubriste este portento de belleza. A mi me parece maravilloso, puedo escucharlo varias veces al día y sigue siendo sublime. Mi versión favorita hasta ahora es la Richter de deutsche grammophon.