La Guarida del Zorro Filoso: La Audioteca del Zorro Filoso (Zorro y los Aviones Mexicanos I - Gershwin - Rapsodia en Azul - Haas)

El Zorro Filoso te Invita a:

Palabras y Temas Tratados

lunes, 30 de marzo de 2009

La Audioteca del Zorro Filoso (Zorro y los Aviones Mexicanos I - Gershwin - Rapsodia en Azul - Haas)

PRIMERA PARTE

Al iniciar 1978, cursando el 7mo. semestre de la carrera, mis actividades estuvieron ligadas más a la política que a la academia. Entonces había sido nombrado Alumno Consejero del Consejo Consultivo de la ESIME y cada semana sesionábamos los integrantes de las carreras de Comunicaciones y Electrónica, Aeronáutica, Mecánica y Eléctrica.

Por ese mismo motivo, mi relación con el Jefe de Carrera, así se llamaba entonces el puesto actual de Director de la Carrera, se hizo más frecuente e intensa. El Ing. Alberto Franz Ruiz Utrilla (qepd) era un hombre maduro, en sus cuarentas, chiapaneco y con un fuerte involucramiento en todo lo que afectara a la escuela. Eran famosas sus peroratas en las juntas de Consejo, en donde arremetía contra las “vacas sagradas”, profesores con antigüedad que adoptaban poses histriónicas con los problemas de la ESIME.

Llegué a identificarme mucho con su manera de ser. Lo acompañaba cuando se entrevistaba con el Director de la ESIME, el M. C. Carlos León Hinojosa, o con el Director General del IPN, el Ing. Sergio Viñals Padilla.

Un día de finales de enero de 1978, estando en nuestras clases vespertinas, el Ing. Ruiz llegó al salón de clases para informarnos que el gobierno estaba comprando aviones agrícolas a Brasil, los llamados “Ipanema”.

Este es el avión agrícola IPANEMA EMB-201, del que México quería comprar alrededor de 40 unidades.

De inmediato nos coordinamos todos los alumnos y profesores para dar la batalla en contra de esa intención. Como Alumno Consejero fui el responsable de elaborar un escrito a las autoridades federales, para hacerles saber de nuestra inconformidad. Redacté un escrito lo más directo posible y recorrí los salones para recabar las firmas de los estudiantes, de todos los semestres.



Las páginas del escrito las pueden consultar en estas ligas: http://img258.imageshack.us/img258/3496/carta1.jpg: #1, http://img291.imageshack.us/img291/7388/carta2.jpg: #2, http://img403.imageshack.us/img403/5973/carta3.jpg: #3, http://img106.imageshack.us/img106/2381/carta4.jpg: #4, http://img258.imageshack.us/img258/9030/carta5.jpg] #5, http://img291.imageshack.us/img291/7039/carta6.jpg] #6.

Durante el mes de febrero me dediqué a visitar todas las secretarías de estado, Palacio Nacional y el Congreso, cuando estaba en la actual Asamblea Legislativa del DF. Todos me pusieron su sello de recibido y solo la respuesta de Palacio Nacional nos llegó de manera escueta, por telegrama:


Este es el telegrama que recibimos como respuesta desde Palacio Nacional.

Los profesores, por su lado, entraron en contacto con un reportero de la revista Proceso. El 25 de marzo, en el número 73 de la revista, se publicó un artículo bajo el encabezado de “Obstrucción a la Industria Aeronáutica: México compró a Brasil aviones que ya se fabricaban aquí”.

Con tanta actividad de nuestra parte, o debido a las inconvenientes cláusulas del contrato binacional, la anunciada compra de las 40 IPANEMAs no se llevó a cabo. Solo se compraron media docena, según supimos después.

En septiembre de ese mismo año de 1978, mi amigo Sergio y yo supimos que un avión “Bárcenas B-01”, avión agrícola mexicano, había sido terminado de armar, en el taller localizado en el aeropuerto de Uruapan, y conseguimos que un compañero nuestro, inspector de la DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil), nos llevara allá para realizar la inspección y expedir el certificado de aeronavegabilidad.

Viajamos durante toda la noche y llegamos en la madrugada. Nos hospedamos en un modesto hotel y en la mañana nos enfilamos al aeropuerto.

Vista lateral del “Bárcenas B-01” durante su carreteo inicial en el aeropuerto de Uruapan, Michoacán.


Vista frontal para mostrar los detalles de la cabina, hélice, aspersor y tren de aterrizaje.

El “Bárcenas” fue un avión de trabajo agrícola diseñado por un mexicano, el Ing. David Bárcenas Beutelspacher, del cual se construyeron unos 50 aeroplanos. Pero ya en los 80s su fabricación se volvió más onerosa y el taller de construcción cerró operaciones. El diseño de su perfil alar pasó a propiedad del IPN y fue utilizado en una versión modificada, del mismo aeroplano “Bárcenas”, para la Armada de México como avión de entrenamiento básico y exploración aérea, al que se le puso el nombre de “Tonatiuh”.

Vista del “Tonatiuh, versión del “Bárcenas B-01” modificado (configuración con ala alta), de la Armada de México.

Finalmente, el aeroplano “Bárcenas B-01” quedó en el recuerdo de los anales de la historia aeronáutica de México, como uno de los pocos aviones mexicanos exitosos comercialmente.

- - - - -

Por ese mismo año de 1978, en el auditorio del Centro Cultural “Jaime Torres Bidet”, el popular “Queso” de Zacatenco, asistí a un concierto de la Orquesta Sinfónica del IPN y escuché la Rapsodía en Azul de George Gershwin.

Fachada del Centro Cultural “Jaime Torres Bodet” en la Unidad ‘Zacatenco’ del IPN.

La pieza musical ya la había escuchado desde hacía años y me gustaba su ritmo y armonía modernos, muy del gusto americano de la época de los 20s. Escucharla en vivo fue una gratísima experiencia, tanto que decidí buscarla en algún disco LP. Después de mucho buscarla, encontré esta versión del pianista Werner Haas.

Poco tiempo estuvo Herr Haas entre nosotros, ya que murió en un desafortunado accidente automovilístico en octubre de 1976. Pero esta versión de la Rapsodia en Azul es digna de ser escuchada una y otra vez. Lo mismo sucede con I Got Rhythm del mismo Gershwin, en un arreglo musical especial para este disco.





Espero que ambas piezas sean de su agrado.

Y nos vemos en la segunda parte del Zorro y los Aviones Mexicanos.

5 comentarios:

Alletta dijo...

Lo que más disfruto de tu blog es como logras transportarme hasta las épocas que describes.

Interesantísima la historia del Bárcenas como un avión comercialmente exitoso, algo que yo desconocía pos completo.

Abrazo y beso

Jesús Humberto Carrillo Tarín dijo...

Hola Zorro,

Pues muy bien, me agrada la idea de que dosifiques tus memorias en partes (un buen truco que yo empleo para tener siempre "un post más" (jejejeje).

La música, como siempre, muy buena. Y ya que hablas de "ipanemas" no hay que olvidar a la "Garota de Ipanema" a la cual, sólo por la música uno se la imagina bella, bella, muy bella.

Un saludo.

Carlos Domínguez dijo...

Gracias Alletta por tu post.

Y sí, la historia de aviones mexicanos no es muy conocida. Salvo por algunos testigos de primera mano, las anécdotas sobre estos aviones está cubierto por la leyenda.

Dentro de poco se sabrá de otro avión fabricado en México, aunque de diseño americano, que también tuvo su historia exitosa.

Te mando un abrazo muy fuerte.

- - - - -

El dosificar mis historias cumple con el método Scherazada, las dosifico para mantener el interés, pero, sobretodo, para poder ir poniendo en orden los recuerdos y los personajes.

Sobre la música pues puedo decir que tiene el "sello" del Zorro. Música clásica, ópera, rock, blues, jazz, tango, electrónica.

En caso de algún gusto que pueda cumplirse, con mucho gusto te complazco.

Te mando un fuerte abrazo.

Gaviota dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gaviota dijo...

Hola Zorro,

Solo para ratificar el disfrute que siento al leer tus memorias...

... Algo mas que decir, me recuerdas a Beto El Boticario, con su chou "Magico-musical" tus memorias son "Literario-musicales"...

;-)

Abrazos!